19
SEP
2017

Los 12 hábitos que están estropeando tus dientes

Hábitos perjudiciales dientes

 

Estamos seguros de a que esta altura nuestros pacientes son conscientes de que las revisiones periódicas al dentista son algo indispensable para blindar la salud de la boca, igual que lo es una completa higiene dental a base de cepillado, dentífrico, hilo dental y colutorio.

Posiblemente son algo más desconocidos ciertos malos hábitos perjudiciales para nuestra dentadura que la mayoría de las personas solemos repetir en nuestro día a día casi sin darnos cuenta. Pequeños detalles que resulta bastante fácil de evitar si nos lo proponemos, y tendrán una repercusión positiva sobre nuestros dientes a lo largo de los años.

 

1. Morderse las uñas:

Debilita tus dientes, estropea el esmalte, puede producir fracturas y además es poco higiénico.

2. Los palillos:

Los cepillos interproximales y el hilo dental son las herramientas adecuadas para eliminar los restos de comida que el cepillado no llega a retirar, pero no los palillos. Éstos solo acaban dañando nuestros dientes y encías, además de dar mala imágen.

3. Lavarse los dientes nada más terminar de comer

Estudios recientes muestran que conviene esperar al menos 2o minutos después de comer para lavarnos los dientes. Si lo hacemos inmediatamente, lo que en realidad estamos haciendo, es extender y propagar por nuestros dientes los ácidos que se generan tras la ingesta de alimentos.

4. Cortar objetos con los dientes

Plásticos, hilo, cinta adhesiva…Seguro que cuando no tienes a mano unas tijeras utilizas tu boca para cortar todo tipo de materiales. Pero eso en realidad no hace más que desgastarlos, forzarlos y seguramente acabar quebrándolos. Te recomendamos que tengas a mano unas tijeras para evitar disgustos.

5. Masticar hielo

Por muy refrescante que te parezca, machacar un hielo con los dientes solo te llevará a machacar tu dentadura además de aumentar el riesgo de hipersensibilidad.

6. Abusar de los refrescos, café y vino.

Todos ellos contienen ácidos y azúcares que atacan a tus dientes y pueden llegar a alterar el color blanco natural.

7. Cepillarse con mucha fuerza.

Esto puede producir retracción de las encías y aumentar la sensibilidad de los dientes.

8. Demasiadas chuches y caramelos.

Exponer los dientes ante demasiados azúcares mucho tiempo en muchas ocasiones acabará en caries si no tienes cuidado. Por eso te recomendamos reducir la ingesta de alimentos no deseados y por supuesto cepillarte los dientes después de hacerlo.

9. Morder lápides y bolígrafos.

Seguro que puedes pensar qué escribir de otra manera que no sea ésta, que es bastante poco higiénica y daña tu boca.

10. Picoteo y snacks entre horas.

Comer 5 veces al día es más que suficiente para tu organismo. Si por el contrario ingieres comida entre horas, aumentará el pH ácido bucal multiplicándose el riesgo de caries.

11. Flexibilizar tu higiene diaria

Llegar muy cansado y tarde no es excusa para saltarte el cepillado. Piensa que al fin y al cabo son solo tres minutos más, que además inviertes en alargar la vida y salud de tu boca y tí mismo. Especialmente importante es la higiene de la noche.

12. Y sin duda fumar es el más nefasto de todos los hábitos …

El tabaco multiplica la probabilidad de enfermedades de las encías en dientes e implantes, además de producir halitosis y tinción de los dientes y la lengua. Sabemos que para la mayoría precisamente no es hago fácil de dejar, que se consiga sin demasiado esfuerzo. Pero los beneficios de dejarlo son tan tan grandes que te animamos a intentarlo una vez más.

Sobre el autor